Presentando a Angie Kenny, consultora principal


angie taking a selfie wearing a public digital tshirt on a beach in panama
Representing PD in Panama

Hola! Soy Angie Kenny, soy latinoamericana. Aunque ahora vivo en el Reino Unido, soy de Buenos Aires, Argentina donde pasé casi toda mi vida, estudiando y trabajando. Y conviviendo con los clásicos giros políticos y las grandes inestabilidades económicas. 

Después de graduarme en Ciencias Políticas trabajé en diferentes gobiernos, nacionales y locales. Por suerte o destino, me fui involucrando en procesos de modernización de las administraciones públicas y ciudades. Y mi vocación por lo público se fue alimentando también de unas ganas de transformar, de hacer que las cosas funcionen a través de la tecnología.

Lo que aprendí sobre el sector público

Estas son las cosas más importantes que aprendí durante mi experiencia en el sector público en Buenos Aires:

  • sobre la importancia de conectar las políticas con la política para que tengan alguna posibilidad de éxito (no es casual que usemos la misma palabra para ambas cosas)  
  • que ninguna organización es lo demasiado grande o antigua para negarse a incorporar tecnología. Pero quizás teman más del cambio cultural que ella involucra, lo que lo hace más necesario aún.  
  • que las grandes transformaciones involucran mucho trabajo previo y esfuerzo, pero algunas nacen repentinamente con una crisis o incluso de café con alguien.
  • que no hay nada como entrar en contacto con las personas destinatarias del trabajo que se esté haciendo. Y una sonrisa o un abrazo son capaces de borrar meses de trabajo duro y mal remunerado. 

Pero también: 

  • que la política es aún arena de hombres, y que a las mujeres se nos pide más tiempo y esfuerzo para demostrar el valor de nuestra presencia y trabajo. 
  • que las viejas formas de trabajar y hacer política se renuevan constantemente, y que se nos olvida fácilmente para quién estamos trabajando.

Primera experiencia en Public Digital

Luego viví un año en Londres. Vine a estudiar un Master en Administración Pública y Gestión en UCL, aunque sinceramente los años anteriores fueron casi un doctorado. Y en esta ciudad conocí Public Digital. Colaboré un tiempo con el equipo en dos proyectos: 

  1. un trabajo con el Gobierno de Panamá en su estrategia digital; 
  2. y un reporte de investigación sobre equipos de análisis de datos para el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). 

Fue una experiencia increíble porque era todo lo que estaba bien. La mayor parte de las personas trabajaron en el gobierno y han hecho un cambio radical en los servicios digitales del Reino Unido. Ahora que trabajan en Public Digital, su vocación por mejorar la vida de las personas no cambió, sino más bien, se profundizó. Tanto que decidieron llamar la empresa privada ‘Public’.

Y que aunque la segunda palabra del nombre es Digital, era todo sobre las personas – y tenían miles de stickers para contarlo. El trabajo era sobre cómo juntar personas y transformarlas en un equipo. A PD le interesa cómo enseñar a los equipos nuevas y diferentes formar de trabajar sobre los problemas de siempre; cómo traer personas al gobierno que jamás se vieron trabajando allí – y que se enamoren del trabajo. O cómo encontrar buenos líderes que potencian equipos, o armar redes que inunden la organización con nuevas ideas. 

Para Public Digital, la tecnología viene después de todo lo anterior.

‘Personas por sobre proyectos’ – el mantra que me ganó totalmente

El enfoque de la “anti-consultora” fue quizás lo que me terminó de enamorar. Escéptica por nacimiento y por experiencia previa con otros servicios de consultoría, descubrí que el éxito de PD se basa en fortalecer los equipos y las personas. El objetivo último es que los clientes sean capaces de entender, decidir y desarrollar los servicios que sus ciudadanos necesitan, y eviten en el futuro contrataciones costosas en materia de recursos y tiempo.

De repente elegir una consultora sobre el trabajo en el gobierno no era tan mala idea. El objetivo final era el mismo aunque el proceso diferente. Y me encontraba disfrutándolo de hecho: la libertad para hablar con Ministros y Presidentes sobre sus planes de transformación digital, el alcance global de trabajar desde Londres y los beneficios diarios de trabajar en una consultora con el espíritu de un start-up.

A la espera de lo que se viene

Ahora volví y de manera permanente. Hace ya unos meses que estoy basada en Londres para apoyar la transformación digital en Latinoamérica, junto con otros proyectos de servicios digitales en Londres y Europa. 

La oportunidad en la región – la región que amo – es enorme. América Latina si se lo propone, puede dar un salto de calidad con mejores servicios que le faciliten la vida a las personas. 

Y me entusiasma el desafío que tenemos por delante.

 

🇬🇧 English version

Leave a Reply