La oportunidad de América Latina de adoptar la transformación digital


El mundo de hoy se parece a un sombrío guión de película: un virus, millones de enfermos, miles de muertos, países con sus fronteras cerradas. Pocas escuelas en funcionamiento, encerrados en nuestros hogares de manera progresiva y vidas sociales al revés. Nos vimos obligados a cambiar nuestras rutinas, ya que las organizaciones tradicionales tuvieron que transformar sus oficinas de la noche a la mañana para que los equipos puedan trabajar de forma remota. Y además, la economía mundial está en riesgo.

Todos tuvimos que adaptarnos.

Las organizaciones que priorizaron la transformación digital pudieron adaptarse más fácil

Cuando todo esto termine (o al menos cuando entremos en una “nueva normalidad”), la transformación digital de los gobiernos y las organizaciones será una de las principales prioridades para sus líderes.

Hemos hablado mucho sobre los increíbles equipos gubernamentales alrededor del mundo que han estado desarrollando e iterando rápidamente servicios digitales para responder a las necesidades de los usuarios durante la pandemia. De lo que no hemos hablado es de las organizaciones donde existen deficiencias aparentes y una falta de inversión para proporcionar servicios digitales de calidad. Lamentablemente, sus respuestas a la crisis los han expuesto.

La brecha en América Latina y el Caribe

Todavía tenemos un largo camino por recorrer en América Latina y el Caribe. Los poderes ejecutivos y judiciales en muchos países están detenidos porque dependen 100% del papel. El acceso a los servicios significa que los ciudadanos o usuarios deben visitar una oficina física. Los sistemas de salud pública no han desarrollado una infraestructura de datos confiable para trabajar. Y los gobiernos aún luchan con la provisión de servicios digitales básicos a los ciudadanos.

Post crisis: Tiempo de transformación

Los equipos de gobierno digital necesitan la confianza y el apoyo político de los líderes que dirigen los países para poder construir la infraestructura que digitalice los servicios: esto es esencial para una región como América Latina donde viven un gran número de ciudadanos vulnerables. No se puede esperar mucho más. La demanda creada por la crisis solo aumenta la expectativa sobre los servicios y muestra los desafíos sobre la privacidad y la gestión de datos por parte de las organizaciones públicas.

Estrategia y enfoque

En Public Digital creemos que los equipos digitales en las organizaciones de América Latina y el Caribe deberían, una vez que la pandemia esté bajo mayor control, enfocar sus esfuerzos en ayudar al reinicio de la sociedad y la economía.

¿La estrategia? Priorizar el desarrollo de servicios digitales que tienen un impacto directo en el desarrollo social (salud y asistencia social) de las personas, así como en el desarrollo económico. Y, por supuesto, priorizar las necesidades auténticas de los usuarios, no las necesidades del gobierno, y no las necesidades que el gobierno cree que son las necesidades de los ciudadanos.

¿Cómo hacerlo? Momentos como estos requieren equipos que puedan trabajar de manera ágil y rápida. Estos principios para los equipos digitales en la región tienen el objetivo de ayudarlos a ordenar sus prioridades. Pueden parecer familiares: Están basados en mi experiencia trabajando en el sector público de Argentina y fueron inspirados en las “Formas de trabajo de la era de Internet“, escritas por Tom, que algunas organizaciones han implementado durante años.

  1. Creá tu equipo. Tan diverso, talentoso, empático y ágil como sea posible.
  2. Mejorá tu website. Basta de perder tiempo.
  3. Creá una estrategia de datos. Una que realmente puedas implementar.
  4. Creá un roadmap lleno de pequeños pasos. Estos pasos son el combustible para tu motor de cambio.
  5. Construí métricas de todo lo que hacés. Ajustá y vuelve a medir.
  6. No son tus ideas, es lo que las personas necesitan. Diseña con eso en mente.
  7. Se empático al diseñar los servicios. Puede que un día vos seas quien lo necesite
  8. El objetivo es que los “usuarios usen los servicios”, no la tecnología que está detrás.
  9. Dejá de esperar el momento indicado. El momento de hacer es ahora.
  10. Comunicá lo que hacés. Compartí el trabajo de tu equipo, los logros y los errores.

Hemos visto ejemplos de esta implementaciones en las iniciativas digitales lideradas por los equipos de Uruguay, Argentina, Brasil, Perú, México, Chile y Colombia, que muestran que el camino hacia la transformación digital de las organizaciones se construye con equipo y decisión política.

Esperamos ver más ejemplos en los próximos meses. ¡Adelante!

Leave a Reply